De la mano con el amor


A lo largo de la vida, sentimos, pasamos, y experimentamos diferentes cosas que nos presenta la vida en diversas formas, ya sea por medio de obstáculos, oportunidades, o simplemente por medio de otra persona. Muchas veces la vida es impredecible, por no decir siempre, pero como dicen todos por algo suceden las cosas; quizás ahora no las entendamos pero a medida que crecemos no en tamaño sino como personas (madurez), nos damos cuenta de que era lo mejor para ese entonces.

Si imaginamos que vamos por la orilla de la playa, podremos ver como eso se asemeja al tren de la vida, habrá olas que mojaran tus pies, arena que te dará piquiña (comezón), palos que tendrás que atravesar e incluso algunos pueden causarte heridas, tomemos éste tipo de cosas como los obstáculos de la vida; si hemos caminado, al voltear atrás veremos nuestras huellas, lo que representa el pasado, veremos algunas más hundidas que otras, más borrosas, más visibles, esas serían las diversas experiencias en el pasado, las cuales deberían ver no como algo latente, sino como un recuerdo que se tiene y del cual se aprendió. No desperdicies tú vida mirando el pasado, sólo el tiempo tiene la cura. Mira al frente e imagina tus huellas por toda la costa en busca de la cima. ¿Cuál cima?, ésta podría definirse como el éxito, aquello a lo que cada uno está destinado a realizar en ésta vida, fácil para algunos, y complicado para otros por la sencilla razón de que… no todos somos iguales.

Algunos son especiales, vienen a cambiar el  mundo entran en la política, la economía; presentan grandes cargos, ganan un sueldo estable para una buena calidad de vida, tienen varias casas, y, otros tienen que sudar día a día sólo por el alimento del mismo, tienen deudas, no tienen un trabajo estable, entonces ¿Cómo se dice que todos somos iguales?; en el fondo de cada uno existen sueños, metas e ilusiones, el problema reside en cómo y con qué entusiasmo queremos llevarlo a la realidad.

La fantasía y la realidad van unidas de la mano como un niño con su madre, o el amor en una pareja, ¿¡Cuánto no nos hemos preguntado que seríamos si las cosas que nos pasaron no nos hubiesen sucedido!?, si todo fuera distinto, si las cosas que te marcaron en el pasado no hubiesen sido así, y he ahí el gran dilema de la vida,

no te arrepientas de lo sucedido porque por algo sucedió,

quizás te hizo ser una mejor persona, te hizo madurar o simplemente te hizo ver que por el camino que ibas tu no estabas destinado.

Cada persona está en la libertad de decidir quien es, que será, y cómo lo será, pero no todos tienen la fuerza, la voluntad, y el empeño necesario para realizarlo, por esa razón

sólo los fuertes sobresalen y los débiles dependen de ellos,

¿Tiene que ser así…, o se puede cambiar? Esa respuesta yace dentro de cada uno de ustedes, dentro de cada persona, dentro de cada habitante.

Por esa razón vive tú vida segundo a segundo, quemando las etapas de la misma sin que luego cuando mires tus huellas en la arena, existe el sentimiento de arrepentimiento. Ve al futuro, superando y aprendiendo de cada obstáculo que va apareciendo en tu larga caminata hasta la cima.

Anuncios

Si tomaste unos minutos para leer, toma uno más para comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s