Una incognita


¿Cuál es el sacrificio más grande que se debe hacer?, ¿Qué se tiene que dar a cambio para recibir la felicidad?, ¿Quiénes son?, hay tantas preguntas, tantos por qué que no tienen respuesta, que si una persona cualquiera dedicara su tiempo a buscarlas, le faltarían años, o incluso vivir otra vida.

 

Nadie entiende los misterios de la vida, hay personas que nacen con una infinita suerte, mientras que otras aprenden a caer de tanto tropezar. Muchas veces algunas personas en sus momentos de desliz (gran melancolía), piensan de qué vale vivir sin un motivo y con un gran vacío; algunos de esos vacíos se intentan llenar por años sin suerte alguna.

 

Como duele tener un sueño que sabemos que no será…,

Como duele despertar de aquel sueño que nos izo reír y creímos real…,

Como duele no poseer un cariño, un verdadero afecto hacia ti…

 

Se dice que la vida solo permite bajo sus alas aquellas personas verdaderamente fuertes, aquellas personas que sobresalen a pesar de lo duro que sean golpeadas, aquellas personas que de tanto tropezar solo aprenden una cosa, ¡Ha levantarse!Pero…

¿Cómo hacerlo cuando hechos de tu pasado no te dejan seguir adelante?; la tristeza, la melancolía, el odio, los amargos recuerdos y la decepción se apoderan de ti con un único fin en común hacerte vivir un infierno mental y algunas veces físico, solo para hundirte y eliminar toda posibilidad de éxito que puedas poseer.

 

En una acción desesperada y muchas veces sin siquiera creerlo, se busca en la calle lo que no se encuentra en casa, solo que lamentablemente esa “felicidad” que se pueda obtener dura muy poco, la mayoría de las personas, muchas de ellas “sabias”y con mucha “mayor experiencia” dicen, y lo cito textualmente: “ la verdadera felicidad se encuentra en pequeños ratos, que muchas veces dejamos pasar o no sabemos apreciar”; una gran verdad, pero a medias… porque nunca nos dicen cómo hacer cuando ese “pequeño rato” se termina, eso lo aprendes tu solo, y desgraciadamente lo que te sirvió una vez no te funciona a la segunda, ya que al revelarse un secreto, este pierde su magia. Como cuándo has dejado de creer en ti mismo.

 

La fe en sí mismo por muy grande que sea se desvanece, se pierde, son tantos los intentos fallidos por triunfar, que simplemente se deja de hacer, se deja de intentar…

 

Sientes que tu vida pasa como una película frente a ti, como si estuvieras a punto de morir…, pero solo resulta ser una mala pasada de tu mente; sueñas despierto, te transportas a un mundo fuera de la realidad, te alejas de todo y todos para intentar encontrar paz, pero desgraciadamente no encuentras nada. La única manera de salir es realmente entrando; pero si saben todo esto, que les impide avanzar y ponerlo en práctica ¿Qué?, su gran inmadurez, su orgullo, su miedo… o cabe pensar también que simplemente les gusta lo que están viviendo y no desean salir de ello… son masoquistas de la vida, conformistas resignados a seguir intentándolo, otro mediocre que se agrega al gran montón que alberga este mundo.

 

Cada cabeza es un mundo, y en cada casa hay goteras que solo el dueño conoce. No sirve de nada saber o creerse sabio, si eso que predicas no lo llevas a la práctica, a tu práctica; ciertamente conozco a una persona, que tiene un pequeño debate dentro de ella, se pregunta ¿a quién elijo? Aquel que yo amo, o aquel que me ama. Tuve la oportunidad de preguntarle, ¿Cómo sabes tú que a quien tu amas siente lo mismo por ti?, pero la respuesta fue un silencio abrumador, también vi un programa de televisión, en donde le preguntaban a personas (mujeres y hombres) trabajadoras el porqué se levantaban todos los días en la mañana para ir a trabajar… sorprendentemente el 95.5%  de las personas respondió: “porque los demás lo hacen”, mientras que el porcentaje restante dijo: “no sé, parte de mi rutina de vida”.

 

Y he aquí, con estos simples ejemplos que se responde una de las incógnitas anteriores, ¿Cuándo dejas de creer en ti mismo?, y la respuesta es sencilla, cuando pierdes la decisión, ya que esta última es la única que diferencia a una persona exitosa de ti, que dudas en conseguirlo…

 

Recuerda que hay consejos para la vida y gente para mejorarla. Estar solo o acompañado, ser exitoso o fracasado depende de una sola persona . De nada vale pedirle a DIOS ganar la lotería si tu no compras el ticket.

 

 

Anuncios

Si tomaste unos minutos para leer, toma uno más para comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s