Un relato sin título


El camino a la felicidad es una carretera de alta velocidad para quienes saben donde se encuentran los límites, tú eres el conductor; buen viaje.
A simple vista parece algo sencillo, pero no es fácil comparar el manejar un automóvil, barco, avión, motocicleta, a tratar de manejar la vida o las relaciones…, ya que nadie las comprende al cien por ciento… es un pequeño misterio… del que nos gusta ser parte…

Así empieza la historia de hoy, sin un titulo definido, ni personajes en acción, digamos que será un pequeño relato de cierto acontecimiento curioso que me paso esta mañana al recibir una llamada de una vieja amiga, debido a que era muy temprano, a penas conteste comenzó a disculparse con un tono desesperado, de esos tonos de histeria, decepción y culpa que muchas mujeres poseen cuando las cosas no salen según lo planeado, lleno de dudas a la vez…
Comienza la conversación luego de tantas disculpas con un típico, ¨sabes me siento muy mal, las cosas con mi novio no van muy bien, últimamente hemos peleado mucho y me da miedo ha perderlo¨, al momento seguido de esto, iba a empezar a contarme y la interrumpí diciendo que me esperara 5 min., realmente me estaba ¨orinando¨; pasado el tiempo le atendí con sumo cuidado, interrumpiéndola solo cuando era necesario, para poder entender el enredo en el cual se encontraba.

La conversación se desarrollo en gran parte monótona por parte de ella, contándome los pro y los contra de su relación, las cosas buenas y malas que habían pasado, claro esta, sin detalles mas allá de los que eran necesarios; en algunas partes de la conversación, mencionaba frases como ¨estoy full enamorada de él¨, ¨si, bueno tengo miedo de perderlo¨, ¨yo se que cometí un error, solo me dan celos, no te niego que desconfío un poco, pero…, es que sin él es difícil sabes¨, ¨¿Qué se supone que crea?¨

Luego de eso, izo una gran pausa y supuse que el cuento había terminado, que ahora me tocaba decir lo que pensaba, tratar de orientarla por el ¨buen camino¨, y esperar que las cosas le salgan bien…, seguidamente explicare algunas cosas, como por ejemplo porque coloque entre comillas ¨buen camino¨, y tal explicación es sumamente sencilla, a pesar de ser su amigo, en este caso su confidente, no es ni mi vida ni mi relación, no quiero sonar insensible ni mucho menos anti-conmovedor, pero hay cosas en donde un limite, seria lo más prudente…, como le dije a ella, muchas veces confundimos lo que tenemos, el hecho de compartir parte de nuestra vida con alguien, llamarle ¨novio, novia¨, no nos hace dueño de su vida como tal; el prohibir crea tentación, esta llama a la desconfianza, y esta ultima es lo único que realmente mata el amor, o como dicen popularmente ¨lo corta de raíz¨, no deseo tampoco exponer conceptos acerca de la mejor forma de actuar de una mujer, por el hecho de ser hombre; será algo general tal y como se lo expuse a mi amiga…

Hay ciertos puntos que son y serán siempre un misterio, el sabérselas todas tampoco es la idea, ya que se pierde la emoción de la sorpresa…, digo esto ya que por más que pasemos mucho tiempo con nuestra pareja jamás llegaremos a conocerla tal y como es, hay veces en la cual ni el mismo se conoce. El preocuparse por que pasara después, te causa dudas acerca de lo que estas viviendo en determinado momento, y es justo esto…, una vez me encontraba leyendo una revista en la sala de espera de cierta clínica, no recuerdo muy bien, y un titulo dentro de la misma me llamo la atención, y creo que vale la pena mencionarlo ¨si logras dominar tu mente, dominaras tu cuerpo¨, al momento no lo entendí completamente, pero luego de la llamada y varios acontecimientos ciertas cosas rondaron por mi mente, la mente, una materia babosa a simple vista, pero con una gran capacidad de llevar a cabo las cosas…

¿Cuantas veces no creemos haber visto algo?, ¿Cuántas veces dejamos volar nuestra imaginación sobre el ser algo en el futuro?, ¿Quién no ha tenido una ilusión, un amor platónico?, ¿Quién no se ha preguntado el porque de tantas cosas?…
Sinceramente no tengo una respuesta concreta sobre esto, o muchas cosas, ya que al igual que ustedes estoy viviendo la vida, aprendiendo de ella, decepcionándome, alegrándome, y tantos otros sentimientos y emociones sentidos…

Y…, eso es la vida…, un misterio que espera ser resuelto por cada uno de nosotros, pienso que ‘la vida’ es como una ecuación matemática, no siempre existe una sola forma de resolverla, pero a pesar de que escogemos distintos caminos, concordamos en el resultado, pero ¿Cuál resultado?, el que día a día nosotros mismos vamos formando con nuestras decisiones, ya que si algo bueno o malo sucede no hay mas culpable que tu mismo, al principio es difícil reconocerlo, admito que muchas veces me ha costado hacerlo, pero que tal te sientes luego de que lo haces, como te sientes luego de que te desahogas…, bien verdad…, entonces porque nos empeñamos en las complicaciones, parecemos un imán para los problemas, conflictos, mentiras, chismes, peleas, tanto nos esforzamos por conseguir la ¨gran felicidad¨, que olvidamos que lo bueno viene en frasco pequeño, recuerda que la vida no se mide por las veces que respiramos, sino más bien por aquellas veces en la cual quedamos sin aliento…

No existe mejor consejo que dejarse llevar por el corazón, órgano que biológicamente actúa como una bomba, la cual impulsa la sangre a los otros sitios de nuestro cuerpo, explicación que se ve más detallada en el sistema circulatorio, pero en el ámbito romántico, es aquella parte de nuestro cuerpo la cual late tan fuerte, que muchas veces apretamos nuestro pecho, es a su vez como una reacción en cadena ya que luego de esto nuestras manos sudan, o nuestras mejillas se coloran de un suave tono rosa, otras veces sentimos un mariposeo en nuestro estomago o un pequeño erizar de nuestra piel, lo que todos conocemos como estar realmente enamorados…, dejarse llevar por el corazón, por ese lindo y extraño sentimiento…, apuesto a ganar que muchos al leer esta parte dirán NO, casi automáticamente, pero te digo una cosa, hay veces en la cual todo parece estar perdido, veces en lo que lo único que conocemos es la infelicidad, los malos tratos, los tristes recuerdos, y llega una persona, a simple vista no se parece al amor de tu vida, a tu príncipe deseado, pero los cuentos de hadas y todas esas cosas no siempre colocan a estos príncipes como un sapo, que luego de un verdadero beso de su amada se convierten en una cosa perfecta, eso es ficción, pero si vemos bien la vida es también una ficción, no precisamente las chicas tendrán que besar un sapo para que se les aparezca un príncipe porque lo único que pueden conseguir es un gran hongo, pero a veces, al comienzo de la relación, mayormente siempre lo mas difícil, el hombre o la mujer actúa como sapo, es decir de manera totalmente incorrecta, pero quizás esta esperando ese beso que hará cambiar las cosas…, o en vez de llamarlo beso, llamémoslo… ¨oportunidad¨, una oportunidad de convertirse poco a poco en aquella persona perfecta para el otro, alguien una vez me dijo con un tono un poco agresivo ¡las personas no cambian!, y es la verdad, no cambian pero si mejoran, no lo harán cuando tu o el, o ella diga, sino cuando de corazón se sienta, cuando de corazón se de cuenta el mismo que esta actuando mal y que para estar con esa persona necesita mejorar ciertas cosas…, o prefieres esperar y dejar pasar una oportunidad que muchas veces ocurre solo una vez en tu vida, por simples especulaciones…, te gustaría preguntarte luego de un tiempo ¿Qué hubiese pasado si yo…?

Para concluir la conversación, le dije seriamente a mi amiga, que muchas personas hablan y dicen cosas sin tener una base, la verdad esta en ti, en lo que compartiste con él, lo que se demostraron mutuamente en sus momentos felices, tristes, etc. Seguir o no seguir con él, depende solamente de ti, de lo que crea tu corazón, este va directo a lo que quiere, algunas veces se tropieza fuertemente, pero otras más goza de una gran felicidad, que dejarte llevar por tu mente, que evalúa tanto las cosas que muchas veces cuando nos damos cuenta es demasiado tarde. Por otra parte nada es eterno en el mundo, es la cruda verdad, pero no seria lindo guardar un bello recuerdo que se vivió con todas las ganas del mundo a un recuerdo que solamente deje una pregunta ¿hice bien? …

En el buen sentido y como último consejo; las reglas se hicieron para romperlas cuando sea necesario, y no siempre hacer lo correcto, es realmente lo correcto…

Por ultimo, me llenó de un sentimiento difícil de explicar en palabras, el haberla ayudado, ya que comparando el tono desesperado con el que inicio la conversación, se despidió con una sonrisa, y un aliviado ¡gracias eso haré!…, espero realmente que logre solucionar su situación sentimental. Seguidamente me volví a dormir…

Posdata:
Relato dedicado a dos amigos, que a pesar de los cuentos, las adversidades de la vida, aun están aquí…, como último concejo les digo, no busquen la gran felicidad sino más bien vivan cada momento por muy pequeño que sea como si fuese el ultimo de sus vidas… ya que la mayor lección que nos da la vida, es el aprendizaje, no hace falta que lo menciones, sino más bien que lo practiques…

Anuncios

Si tomaste unos minutos para leer, toma uno más para comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s