Adiós, Rangiku.


https://smyth9876.wordpress.com/2011/07/16/gin-la-serpiente/

 

Gin, hace muchísimo tiempo, antes de ser un shinigami, fue humano, vivía solo, nadie sabía realmente quien era él. Era cuidador de serpientes en un zoológico, para él dichos animales era la descripción perfecta de como debería ser un humano. Fríos sin corazón u algún apego por algo o alguien, si era en el caso de la hembra solo buscaba a uno o varios machos de acuerdo a su elección, se apareaba, esperaba el momento adecuado y traía al mundo a mas serpientes, luego de que ese acto se llevara a cabo las abandonaba y seguía su vida. Entre las bebes serpientes unas morían por no saber alimentarse, otras siendo depredadoras se convertían en presa, y solo algunas, las indicadas, las mas fuertes, sobrevivían… Era la ley de la naturaleza, es la ley aún hoy, ¿porqué no también es la ley entre los humanos?.

 

Una noche Gin se tardó mas de lo usual limpiando el estanque donde se encontraba una serpiente, la cascabel roja. Era una serpiente peculiar, podía fingir estar muerta sin estarlo, durar 3 meses esperando a la presa adecuada, podía sentir apego por una cría, e incluso rescatarla de algún peligro, pero jamas se darían cuenta de que ella lo izo. Gin se identificaba mucho con ella.

Esa noche, Gin fue testigo del abuso, y violenta muerte de una chiquilla, que luego de unos años se daría cuenta de que esa chiquilla era su rescatada Rangiku.

 

Años atrás después de muerto se encontraba vagando en la Sociedad de Almas sin rumbo fijo, poseía habilidades de un teniente siendo solo un chico; prontamente fue encontrado por Aizen, y de alguna manera u otra se ganó su confianza, solo que para Gin, Aizen era como una serpiente, espera, y espera su presa hasta tenerla en su poder, y así lo descubre una tarde en la colina conspirando contra el Comandante General… Gin prometió Matarlo…

 

Todo era un plan para: la muerte de Gin. Su unión al 6to escuadrón, la violenta muerte de una humana que luego se convertiría en shinigami… Gin actuó para con ella como la cascabel roja, la ayudaría solo que sin ella se diera cuenta; Aizen lo sabía, era parte de su plan. -De todos los shinigamis el único que puede matarme de un golpe es Gin pero lo hará estando en peligro la vida de su Rangiku-… Sabio y cruel pensamiento de Aizen.

 

Y así fue, mientras se libraba la batalla en los cielos y demás rincones de la Sociedad de Almas, Tousen calló frente a la espada de Komamura no sin antes darse cuenta de su error y morir arrepentido, y cuando los demás capitanes y tenientes decidieron atacar a Aizen antes de que activara el Rouguken (artefacto capaz de darle una fuerza inimaginable a su portador) Gin se revela y atraviesa con su espada el corazón de Aizen…

 

-Gin, maldito-. Dice Aizen, mientras Gin retira su espada del pecho. -¿Que creías Aizen, que yo te seguía? ¿Que yo era parte de este plan?. No, fingí ser tu mano derecha todo este tiempo solo para tener esta oportunidad, ahora morirás como siempre has querido con un hueco en el pecho.

 

Cuando Gin retira la espada de su pecho puede ver el Rouguken incrustado allí, al lado del corazón y sin pensarlo dos veces decide arrebatarlo y desaparecer… Solo que nadie sabia, que Aizen ya había accionado el Rouguken, y había evolucionado a su nueva y última etapa… Gin pronuncio estas palabras: -Ahora, todo acabo-. Justo cuando el cuerpo de Aizen explota y una cantidad descontrolada de Reatsu comienza a emanar. (El Reatsu es el poder de un alma entrenada).

 

Aizen evoluciona, y dice: -Gin, mi querido Gin, siempre he sabido que ibas a matarme, incluso antes de tu muerte. Acaso no te lo dije. Se quien eres y que harás… Y gracias a ti he tenido miedo a morir, y gracias a ti el Rouguken me ha proclamado su dueño y he evolucionado. De repente Aizen desaparece de la mirada de todos, y aparece justo en frente de Gin, este abre los ojos justo cuando la espada de Aizen atraviesa su pecho. -Me has decepcionado Gin, esperaba mas de una serpiente como tu-.

 

Aizen levanta su brazo y con una fuerza abrumadora arroja el cuerpo a unas rocas que se encontraban cerca, Gin cae y gran cantidad de sangre sale por su boca y su herida… – Yo, yo he fallado-…

 

Todos se lanzan a la batalla contra Aizen; mientras en la azotea de una de las torres Rangiku recobra el conocimiento con una fuerte presión en el pecho, y una herida que si no es tratada inmediatamente puede causarle la muerte, pero, pero esa sensación era tan fuerte que Rangiku sin pensarlo dos veces decide ir tras ella… Solo que demasiado tarde.

 

Gin, arrojado sobre la roca, no pensó en su vida como una película que pasaba frente a él…

Ni en todas las personas que había silenciado solo para mantener su apariencia y así poder cobrar su venganza…

No hubo remordimientos, ni arrepentimientos, solo un recuerdo se apodero de él. Rangiku, y unas palabras salieron de su boca: Si mañana te fueras a convertir en una serpiente y comenzaras a devorar humanos, y de la misma boca con la que devoraste humanos, me gritaras “¡Te amo!”, ¿Aún serías capaz de decir “¡Te amo!” de la misma forma que lo hago hoy?…

 

y diciendo esto, murió…

 

En ese momento Rangiku llegó a donde el se encontraba llorando y gritando sin control, sin consuelo aparente… Gin sin vida sobre la roca, y Rangiku a su lado, deseando morir con él.

 

 

Anuncios

Si tomaste unos minutos para leer, toma uno más para comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s