14 de abril del 2012


Hace ya mas de 8 meses o hasta 9 desde que agarre mi vieja libreta de notas, un portaminas, me senté en la vieja silla de extensión que me regalo mi difunta abuela y puse a volar mi mente desde historias conocidas, que me habían contado, pasado o simplemente las inventaba. Esa tranquilidad, esa calma, ese mundo perfecto no existe o por lo menos no ya para mi. Durante mucho tiempo he tenido un sueño, o una meta, quizás la comenté con algunas personas cercanas a mi, personas que posiblemente ya no estén a mi lado ya que tengo la mala naturaleza de alejarlos de mí. Esa meta era “ser recordado por siempre” una especie de inmortal en la historia, que generaciones humanas totalmente evolucionadas, unos miles de años después de este 2012 en el que estamos se preguntasen, como muchas veces yo me he preguntado ¿Quién es Jesús Salas?. Pero justamente hoy 14 de abril, ya casi 15 no me pregunto ¿Quién soy?, ni ¿Cómo puedo ser recordado? Sino mas bien ¿Qué demonios estoy haciendo para lograrlo?.

Desde que tengo uso de razón siempre que veo un cómic, un anime, una película o serie animada he querido ser el protagonista, aunque siempre me termina inspirando mas el villano (tiene mejor atuendo, voz, armamento o equipo, personalidad) pero en fin siempre me he desviado del camino, de mi camino, queriendo ser otro y no yo mismo. Jesús Salas, puede ser el protagonista de su propia vida, de su propio destino…

toda mi vida he dicho que hago lo que quiero, lo que dicta mi corazón y evalúa mi mente; pero si esto es así porque no me siento conforme, tranquilo o en plenitud. Sigo sintiéndome solo, pensativo, con la extraña sensación de que algo no esta bien, de que algo me falta…

supongo que por esa razón cuando veo a alguien en televisión quisiera ser o tener una vida como el, no por ser un súperheroe sino por tener verdaderos objetivos por los cuales luchar… tener una verdadera razón por la que incluso no me importaría perder la vida, ya que en lo mas profundo de mi ser me inundaría una satisfacción enorme al darme cuenta que de verdad valió la pena sea lo que sea que haya hecho; así para los ojos de los demás sea algo insignificante, a fin de cuentas no lo hago por ellos…

he visto como mi familia se desmorona, como tienen un camuflaje ante la muerte de un ser que compartió 89 años de su vida con nosotros, o 19 mios con ella… ha sido tan duro guardarse tantas cosas por dentro…

tantas veces he buscado en otros lo que no encuentro en mi que algunas veces me he querido creer el cuento de que va a funcionar solo por tener algo en que pensar, algo en lo cual aferrarme, algo con lo cual logre recuperar la determinación y voluntad que antes tenia, que vuelva a confiar sin importar lo que pase, que vuelva a ser el mismo que una vez fui o creí ser.

Se tienen amigos íntimos, mejores y únicos amigos… unos a tus espaldas como cobardes arrastrados tienen algo con tu novia la cual te dice que te ama y que eres todo para ella… luego de un tiempo en el cual no he sabido si he estado viviendo o simplemente haciendo lo necesario para vivir se tiene una novia que al principio uno cree estar enamorado e incluso por un tiempo lo siente de esa manera, se ven, se llaman, se escriben, se buscan, y todo llega a ser algo efímero, como el paso de una nube, como una tormenta en alta mar… un hermoso desastre, una destrucción voraz de la naturaleza reclamando lo que le pertenece y haciéndose con vidas de personas muchas veces inocente pero con un futuro condenado, condenado muchas veces hasta antes de nacer…

vuelve a pasar el tiempo; ciertamente es irónico que sea el tiempo, el tiempo el único capaz de curar heridas que ni un psicólogo o médico especialista puede lograr… y se tiene otra amiga, una de esas a las cuales todo se cuenta, por las cuales meterías tus manos en el fuego ya que de ella no esperas nada malo. Se tiene también como en ese turbio, oscuro y sellado pasado otras mujeres… ya que no valdría la pena perder el tiempo nuevamente. Todo se reconstruye, todo vuelve a la normalidad pero el corazón (en términos poéticos ya que solo es un bomba que mantiene con vida tus órganos vitales y por ende a ti) no olvida el dolor que sintió cuando fue dejado, engañado, traicionado. Unos los bloquean, otros se llenan de odio, otros se construyen una coraza tan fuerte y resistente que resiste hasta la vida social, otros terminan siendo un poco de todos logrando aislarse por completo… y cuando crees que todo esta perdido, oscuro, a lo lejos divisas la luz, así como quien va en el agua la tierra…

te saca de ese mundo de perdición en el cual te encontrabas, hace que a pesar de todo lo vivido vuelvas a confiar en ti, vuelvas a hablar, a reír, a vivir…

vives y sientes el amor como nunca antes lo habías sentido, un mariposeo en el estomago y una sensación que eriza tu piel… unos besos que te transportan a otra dimensión en donde solo te encuentras tu y esa bella sirena, ángel, o lo que sea aun mas hermoso en los cuentos conocidos por el hombre… sus caricias despiertan y hacen posible lo imposible, real lo imaginario, abres lo ojos creyendo que es un sueño, creyendo que no es real y no te crees lo que pasa. No es una sirena, no es un ángel, es una mujer, es tu novia, es tu amante… no solo sus caricias causan sensación, evidencias su piel erizándose, mojándose, erectándose… a lo lejos escuchas unos susurros, una voz, ¡hazme tuya!… una sombra… una duda… tu pasado.

Así como lograste escapar y vivir lo hizo tu pasado, todos tus temores también lo hicieron; te das cuenta de que la única forma de matarlos es que tu también mueras; no lo crees, luchas, corres, huyes…

cuando crees que vas ganando la batalla te enteras de un rumor, un chisme, una fantasía que jamas se hizo realidad e incluso ni tu mismo le diste vida, se hicieron pasar por ti y lograron su objetivo; aquella amiga a la que todo le cuentas, por la cual meterías tus manos en el fuego ya no esta, se ha ido… no la buscas ¿por qué?… el tiempo pasa la rutina, el temor, los círculos viciosos siguen su curso y aquella sirena, aquel ángel también se ha ido, tampoco esta… tu teléfono ya no muestra un mensaje nuevo, una llamada… tus ojos ya no la ven… tus manos ya no la tocan… tu piel ya no la siente.. solo tu mente te dice: la recordaré como lo que fue, un hermoso sueño nada mas.

Creíste ver la luz al final del camino pero solo era un sueño nada mas, algo imposible, algo que no sucederá… aún te encuentras depositado en el fondo del mar, al final del camino, esperando, aguardando… o luchando para salir de allí y dejar como muchas otras veces que el tiempo siga su camino.

¿Te impondrás alguna vez a los azares del destino o solo te dedicarás a ser un espectador de tu propia vida?.

Anuncios

Si tomaste unos minutos para leer, toma uno más para comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s