Extrañando, recordando, pensando, imaginando y haciéndome la idea de que ya no estás aquí conmigo.


Por mas que desee y a la vez trate de detener; los segundos, los minutos y las horas del tiempo jamás esperarán por ti… ellos le dan vida a los días, estos a las semanas, a los meses, a los años y así hasta que sea tanto pero tanto tiempo que al igual que en un sueño no logres ver y saber ¿cuál fue el comienzo?.

 

Ya no recuerdo con exactitud como han pasado algunas cosas en mi vida, solo tengo imágenes difusas; algunas veces el cerebro aún sabiendo el dolor que causará elimina un recuerdo, ya que, es mejor un duro  golpe a una golpiza eterna…

 

Me gusta recostarme y cerrar los ojos, muchos piensan ¡qué perezoso! pero yo no estoy ahí con ellos, estoy contigo… sólo a través de los recuerdos te mantengo viva, día y noche lucho porque no seas borrada de mi mente y siempre estés presente en el palpitar de mi corazón. Me encanta tu cabello, largo y oloroso, tu suave piel de niña aún siendo mujer… cuando el viento te acaricia puedo oler tu perfume en él y me sumerjo, me tranquilizo, me lleno de ti. Me cuentas que ha pasado, y tu voz sigue siendo suave y dulce como cuando al oído me hablabas… a veces hay tristeza y pequeñas lágrimas salen de tus ojos recorriendo tus mejillas, tu barbilla. Algunas caen e tu camisa otras logran deslizarse por tu cuello hasta de vida perderlas… otras veces, la mayoría de ellas hay risas, hay sonrisas, me contagian y en el sueño río… nos reímos; miro fija e intensamente tus tiernos labios, levemente humedecidos, pierdo el hilo de lo que dices puesto que solo me concentro en observarlos con tanta intensidad que el paso a continuación que das es sonrojarte. Parece mentira pero aún lo mantengo vivo en mi como si fuera ayer. Como si hubiese ocurrido al momento justo en el cual yo pienso en ti. Antes de que esa hermosa sensación desaparezca de tu piel me apresuro a robarte un beso… cálido como el sol de las mañanas, suave como la seda mas cara del mundo y lento como el caminar de una tortuga, así, así te beso diciéndote lo mucho que te amo…

 

Mientras permaneces allí junto a mí, me susurras al oído que me amas, que me quieres, que me adoras y mis brazos te van apretando mas y mas a mi mientras se pasean por tu espalda y tu pequeña cintura… también me percato de lo acelerado que está tu corazón… y estas nerviosa, muy nerviosa, poco a poco siento un solo corazón, por mas que apriete mis brazos no hay nada entre ellos y yo. ¿qué pasó? ¿dónde estás? Comienzo a buscarte desesperadamente, me siento agobiado, me digo a mi mismo sin ti no vivo… Corro en todas direcciones, y es cuando veo en el piso pequeñas gotas que imagino son tus lágrimas… a lo lejos una voz me llama, me grita ¡Jesús!… pero no puedo ver donde esta, hay viento, me siento engañado, traicionado, decepcionado…

 

Y a lo lejos te diviso, estas sentada en el banco de una plaza, sola… tienes una mirada perdida, no es triste pero tampoco alegre, y me dispongo ir ante ti.

 

Miro mi ropa y estoy cambiado, no se como paso. Tengo zapatos deportivos, un short negro y una guarda camisa verde pegada para evitar que el viento me retrase… además siento algo, un calor, una fuerte llama dominando en mi interior; vuelvo a verte caminando por la calle… y sin pensarlo me dispongo a ir hasta ti. Tienes que saberlo, tienes que saber que si te amo. Antes de comenzar diviso la misma plaza, el mismo banco y a ti sentada en él… ésta es mi oportunidad.

 

Aprovechando la creciente llama en mi interior troto, troto como una única dirección: Tú y un único propósito: decirte que te amo…

 

Mientras troto siento como el tiempo pasa, no me siento aún cansado, la distancia parece corta pero por mas que corra no me acerco a ti, mis tobillos comienzan a ceder ante la presión y las horas que llevo corriendo, mis pantorrillas también, siendo tan inflamadas las batatas que imagino que falta muy poco para que mis piernas desmayen. La guarda camisa me pesa, esta empapada, me la arrebato de un jalón y continuo corriendo, veo como mi cuerpo está sudado, de una coloración roja mi piel se pone, pero nada de eso importa mi mente manda la orden a cumplir ¡corran hasta desfallecer! y mis piernas la acatan sin cuestionamiento alguno… cuando por fin llego ante ti, apenas con aliento para permaneces de pie y con la vista nublada por el gran esfuerzo dado, con un hilo de voz casi carente de sonido pronuncio estas palabras: te amo… pero nada sucede… como puedo, vuelvo a repetirla, esta vez di lo que quedaba de mi: te amo… pero al igual que la vez anterior no me escucha, nada sucede y es cuando lo imposible sucede…

 

Se levanta y pasa a través de mí como si no estuviese ahí, como sino fuera nada mas que una brisa con forma; veo como se aleja, intento caminar y seguirla pero mis piernas no se mueven y me desplomo, caigo hincado ahí, en el medio de la calle y mis brazos sobre el pavimento haciendo fuerza para evitar quedar allí tirado.

 

Una pregunta invade mi mente ¿no valió la pena tanto esfuerzo? y un sonido interrumpe el naciente pensamiento, un carro viene, corre mucho, yo lo veo, él a mi no… trato de protegerme con los brazos pero no sirve de nada, ¡no! fue el sonido de mi último aliento y ante la sensación del golpe desperté.

 

Estoy recostado en la reclinable verde; presente de mi abuela, visto un short negro, sin camisa, sin zapatos… recuerdo que llegue de trotar hace una hora, por eso el aparente dolor de piernas… intento recordar que paso y solo una imagen difusa llega a mi mente…

 

yo gritándole a alguien pero no me escucha, solo se aleja, se sigue alejando, y por un carro soy obligado a retroceder… no veo tu cara, ni percibo tu aroma, no logro ver esa hermosa sonrisa; mi último recuerdo es tu espalda alejándose rápidamente de mi.

Algunos recuerdos permanecen por siempre.

Anuncios

Si tomaste unos minutos para leer, toma uno más para comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s