El miedo tormento de la vida


Ocaso

¨prefiero disfrutar sin miedo el grato momento que me ofrece el nuevo dia, que de la tranquilidad del mañana se ocupara mi esperanza¨ (Amanda de Victoria)

 

El miedo es el azote que confunde la razón y al espíritu no da pausa cuando toma posesión de nuestra debilidad. Ha sido implantado en el ser humano desde sus iniciales pasos, primero mediante la necesidad que tiene de la atención y calor de la madre, luego se aferra a su ilusión, a su pareja, a los hijos, a la casa y a las cosas que va adquiriendo, al poder, a la riqueza, a vivir esclavo de su apariencia pretendiendo ganarle al tiempo la partida de la eterna lozanía, teme a la vejez, al fracaso, a perder el trabajo, la comodidad, la salud, la vida, etc., porque lo que mas perturba, altera y mueve a los seres humanos en este mundo es el miedo y la ambición.

 

Cuando el sueño ideal a sido alcanzado superando el estorbo del miedo, se debe dar un nuevo paso al frente, de esta manera se mantendrá arriba el entusiasmo y la mente ocupada, porque si no es así, se acabaran las ganas y los planes, regresando de nuevo al temor y al nerviosismo. Mantenerse perennemente activo, funcionando, rompiendo barreras, es seguir adelante dando la pelea a los miedos que vayan apareciendo.

 

Temible es le miedo colectivo –dice- Bertrand Russell, porque estimula el instinto de manada y tiene a producir ferocidad y encarnizamiento contra aquellos que nos son considerados miembros de la misma manada. El miedo colectivo siempre termina en tragedia.

 

Apegarse a las cosas y a las personas es algo que el ser humano no ha logrado superar. Para algunos el apego es ignorancia, el desapego el resultado de la verdadera existencia. El miedo reprime, impide volar libremente, apreciar el vaso de la vida que solo se llena con amor, aprovechar el árbol que presta su ramazon, la gruta que brinda refugio seguro, estancando las bendiciones que se tienen. El temor es una llaga que  impide amar tranquilamente todo lo que se puede amar en esta vida. Se teme dar un paso en falso, se teme a la muerte que aunque se presenta una sola vez, se anuncia en todos los momentos y acciones de la vida, se niega por temor el regalo de un abrazo. Cualquier problema puede convertirse en sufrimiento y lo más tremendo es que no solo se tiene miedo de perder el amor y las cosas queridas, también se tiene miedo a surgir, a progresar y enfrentar los retos etc., porque en la inmensa mayoría de las personas no es ni siquiera su capacidad ni su inteligencia lo que preocupa al encarar una dificultad o acudir a una cita de negocios o trabajo. Lo que mas preocupa es la apariencia para recibir el visto bueno del otro. Irónicamente  en muchos casos es la imagen la que toma el puesto importante en lo más profundo de una persona, convirtiéndose en un real sufrimiento de vanidad, miedo que sin proponérselo se evidencia en los ojos, espejos que son del alma.

 

Desde pequeños hemos escuchado que se nace, se crece, se reproduce y muere. Deepak Chopra afirma que contrario a nuestras creencias es posible controlar la forma en que nuestro cuerpo y nuestra mente metabolizan el tiempo en relación con el miedo.

 

Como todas las emociones el miedo es necesario pues la única manera que se tiene de palpar  los peligros y también  la única de defenderse, luchar o huir. Los niños pequeños no lo conocen y sus actitudes posteriores dependen  absolutamente de la manera como se le crié y motive; sus apegos se desarrollan cuando empieza sin proponérselo a ir creando en su mente la necesidad de hacerse querer.

 

Para Yusi Cervantes ¨Vivir sin apego es amar desde la libertad, no desde el miedo¨

La razón nos dice que todos hemos nacido con alas, justificativo mas que suficiente para sacar en tiempos difíciles el cóndor que vive dentro y desplegar las alas sin miedo volando tras las búsqueda  de nuestros sueños y libertad. En nuestros países se habla mucho de la libertad, pero vivimos amordazados, obligados, amenazados, etc. Nos cortan el poder sobre nosotros mismos y sobre nuestra manera de pensar; en cuyo caso lo mejor es hacer el frente con valor y defender las cosas en las que creemos, las que necesitamos y las que nos gustan.

 

Vale la pena mencionar el autoestima, concepto personal que se tiene de uno mismo, que es beneficiada o dañada por los mismos padres, los maestros y adultos desde la niñez, con burlas, sarcasmos y vejaciones que destruyen señalando los defectos físicos o mentales de manera cruel, que por siempre llenan al afectado de complejos, inseguridades y miedos ante la vida.

 

La autoestima  es la mejor base de la permanencia de los sentimientos, racionalmente hablando. Es la que fomenta el valor de un ser humano satisfecho, que le hace sentir como una persona valiosa y querida. La autoestima anula todo sentimiento negativo sobre la capacidad y valentía; repele la inseguridad y el miedo.

 

Sentir miedo ante una decisión importante en la vida no debe considerarse extraño. La verdadera educación produce el valor de tomar las decisiones definitivas que hoy muchos consideran extraño vinculo que limita la libertad. El pasado ya pasó, el futuro no ha llegado y el momento que vivimos es el que cuenta y la capacidad de animar la vida lejos de los malos miedos reside definitivamente en nuestro interior.

 

Anuncios

Si tomaste unos minutos para leer, toma uno más para comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s