Un fin sin fin


Llegó la hora de decir adiós, más el mismo no es más que un cierre sin-fin4y posterior apertura en otra plataforma.

Comencé hace seis años acá en WordPress en donde decidí compartir letras con ustedes, se fueron convirtiendo en historias y posteriormente empezaron a ser relatos más personales…

Tiempo después me dije: ¿Por qué no una ramificación?, aprovechando las innumerables ventajas que ofrecía Blogger como portal (puedes seguir éste link a mi blog: http://bit.ly/23guQSV), mudé algunas de mis notas allí pero por el poco tiempo del cual disponía no le pude dar la administración que deseaba. WordPress a pesar de ser ese bebé que se convirtió en hombre luego de tantos años escribiendo en él, decayó, lamentablemente Blogger sin haber nacido completamente compartió el mismo destino.

Si bien pude hacer algunas mejoras en el código como la barra de navegación, algunos nombres, no quedó como me hubiese gustado… y, así como algunas veces el destino hace de las suyas me topé con un medio llamado Medium, creado por uno de los creadores de Twitter y la conexión fue instantánea. ¿Por qué? sencillo, Medium se centra en lo único que siempre he pensado vale la pena: El contenido.

¿Quién te lee? ¿Es realmente tan importante? El que escribe sabe que lo hace para el mundo, y si no es leído ¿Dejaría de escribir?.

¿Tantos “adornos” son tan importantes como el contenido en sí?… y la clásica, blogs que tienen millones de seguidores y su contenido es tan pobre que nada de lo allí posteado te engancha. Por supuesto, esto es solo una opinión enteramente personal de alguien que lleva unos 10 años en el mundo bloguero. Por eso, quiero decirte: ¡Me mudé!.

Llevo un tiempito escribiendo ya en la plataforma familiarizándome con la misma, centrada como anteriormente dije en el contenido, ahora bien, mis links son: http://bit.ly/2eogVsO para el perfil personal, lugar en donde podrías encontrar todas mis historias, tanto las compartidas en publicaciones como las notas personales, historias que recomiendo y algunos “resaltados” que no son más que pequeños fragmentos con los cuales uno se identifica mientras lee. Y, el enlace a la publicación, que es un apartado en donde descansan las diferentes notas, historias, desahogos con un fin común, para mi: El hendir de la ventana, con el cual llevo seis años y espero seguir sumando letras, historias y demás en el mismo http://bit.ly/2cyH8VZ

Sin nada más que decir, es un fin sin fin, es un cierre con posterior apertura, me mudé.

Espero nos sigamos leyendo.

– – – – – – –

No olvides seguirme en Facebook aquí

 

Anuncios

Si tomaste unos minutos para leer, toma uno más para comentar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s